La Fonoteca Nacional alista una sesión de escucha dirigida para recordar al compositor mexicano Alfonso Esparza Oteo (1894-1950), originario de Aguascalientes, quien recuperó música de la tradición popular mexicana, formó parte del grupo de creadores posrevolucionarios y  defendió los derechos de los compositores.
su labor en la Secretaría de Educación Pública, su participación en la radio y su liderazgo al frente del Sindicato Mexicano de Autores, Compositores y Editores de Música.
Mi viejo amor, tema compuesto por Alfonso Esparza Oteo en 1923 con letra de Adolfo Fernández Bustamante, es referente de la canción mexicana a nivel internacional y se ha traducido a otros idiomas, como alemán, inglés, italiano y portugués.
Esparza Oteo, discípulo de Manuel M. Ponce, realizó la transcripción y arreglo de canciones vernáculas mexicanas a un estilo de canción romántica. Se encargó de la recopilación y el arreglo de obras como Las mañanitasLa zandunga, La chancla y Amores fingidos.
Sus primeras composiciones fueron de carácter religioso. De 1916 a 1950 abordó todo tipo de géneros, como foxtrot, vals, tango, huapango, bolero, bolero ranchero y obras con influencias jazzísticas.
Esparza Oteo, director de la Orquesta Típica Presidencial en los años veinte, es autor de cerca de 200 composiciones entre las que destacan auténticos clásicos de la lírica popular mexicana, como Dime que síLa rondalla y Te he de querer, entre otros.
Esparza Oteo formó parte del famoso cuarteto Los Ases de la Canción, con Miguel Lerdo de Tejada, Tata Nacho y Mario Talavera. Tras el fallecimiento de Lerdo de Tejada, el grupo tomó el nombre de Trío Veneno.
Su música fue utilizada en películas como ¿Qué te ha dado esa mujer?Santa SangreLos hijos de Don Venancio y Gabino Barrera, a fin de otorgar a dichas cintas un ambiente tradicional del México de principios del siglo XX.
La Fonoteca Nacional tiene en su resguardo múltiples archivos sonoros que dan cuenta del talento del artista como compositor, arreglista, director de orquesta, letrista y productor de radio.
En la institución se encuentran obras de Esparza Oteo interpretadas por solistas como Pedro Infante, Lucha Reyes y Alfonso Ortiz Tirado, entre otros, además de orquestas filarmónicas y grupos de músicos indígenas.

https://www.gob.mx/cultura/prensa/recordaran-la-obra-del-compositor-y-arreglista-alfonso-esparza-oteo-en-la-fonoteca-nacional

alfonso esparza oteo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.

Entre sus canciones más populares están: Un viejo amor, en coautoría con Adolfo Fernández Bustamante, La Rondalla, Dime que sí, con letra de Alfonso Espriú, Te he de querer, Albur de amor, Cenizas de olvido, en coautoría con Gustavo Hoyos Ruíz, La chaparrita, Déjame llorar, No vuelvo a amar, El quelite, Estrellita marinera, Te vengo a decir adiós, Mi gusto es, Hermosas fuentes, Por esa calle vive (Su mamá tuvo la culpa), Golondrina mensajera y Pajarillo barranqueño. En coautoría con Felipe Bermejo, Juan Colorado y Mi tierra mexicana.

El nombre de Alfonso Esparza Oteo ha quedado inmortalizado en numerosas calles de las principales ciudades de la república mexicana, así como con bustos y estatuas de bronce que honran su obra, ya inscrita en el acervo de la cultura popular mexicana. El parque de la Colonia Nápoles en la ciudad de México, que circundan las calles de Nueva York, Georgia, Pensylvania y Alabama, lleva el nombre del Mtro. Esparza Oteo.

En 2009, la Sociedad de Autores y Compositores de México galardonó al Mtro. Alfonso Esparza Oteo con el Reconocimiento Póstumo Juventino Rosas, una presea post mortem instituida para honrar a los autores mexicanos cuya obra haya trascendido las fronteras lingüísticas y culturales para gloria de México en el mundo, permaneciendo vigente hasta nuestros días.

El Ferial Aguascalientes 2011, que es el máximo evento cultural dentro de la tradicional Feria de San Marcos, estuvo dedicado al Mtro. Alfonso Esparza Oteo, con más de 25 presentaciones, incluida una en el Palacio de Bellas Artes en la ciudad de México, rompiendo récords de taquilla.