No guardes esas flores, de blancas mariposas,
Ni mires esas frases, que en ellas escribí;
No evoques el recuerdo, de cosas tan hermosas,
Cuando ya tu cariño, comprendo que perdí.
No aumentes la honda pena del alma que te adora,
Ni avives ¡ay! el fuego de amor y de pasión;
Si es tu alma cual la nieve que el sol derrite o dora,
Si es duro cual la roca tu muerto corazón.
Estrújalas, mi amada que en polvo convertidas,
Las llevará en sus alas el pérfido Aquilón;
No importa que ellas formen la tumba de dos vidas,
No importa que aniquiles, mujer, mi corazón.
Si vuelves por las tardes al viejo caserío,
No mires te lo ruego, las matas de esa flor;
Ni nunca más te acerques a orillas de aquel río,
Donde felices fuimos, jurándonos amor.
Aléjate, la brisa que sopla en la ribera,
Llevarte entre sus alas, quisiera desde aquí;
Los átomos del alma que sufre y desespera,
¡No quiero que recuerdes, lo que por tí sufrí!
Adiós mis perfumadas y blancas mariposas,
Adiós mis ilusiones, mi amor, mi porvenir…
Les mando mis suspiros, que en alas vaporosas,
Irán a susurrarles lo que me ven sufrir.
José Claro García.
Villahermosa, Tabasco.
21 septiembre 1918.
Fuente Dr. Jorge A. Cuevas García
Relata Pepe Bulnes, como nacieron los versos de “Mis Blancas Mariposas”.
Esto que Pepe Bulnes platicó sobre la paternidad de “Mis Blancas Mariposas”, del Profesor José Claro García, lo vivió a finales de 1918 y principios de 1919.
Vamos pues a “CANTAR CLARO” sobre la letra y la música de esa linda canción que se llama “Mis Blancas Mariposas”,
César Enríquez estaba enamorado de una hermana de Candelaria, ( novia de Dieguito Ramos), a quien todas las tardes obsequiaba un ramo de esas olorosas flores que se llaman “Blancas Mariposas”.A nuestro grupo lo llamaban “Los bohemios Atastecos”,  un día nos presentó un poeta. Llamaba Claro García y nos dijo que quería pertenecer a nuestro grupo, y para ello nos recitó unos versos dedicados a la hermosísima hermana de Candelaria, la novia de César Enríquez.
Nos gustaron… lo aplaudimos…lo abrazamos… y brindamos con hierbabuena en casa se Volvimos a brindar en la tienda y entre copa y copa. Bautizamos los versos “Las Blancas Mariposas”… porque César Enríquez llevaba tarde a tarde dicha flor al balcón de la hermosísima novia…Se sirvieron otras, las otras y las otras…mientras César se guardaba subrepticiamente la letra de Claro García en la bolsa trasera del pantalón…Al día siguiente ni el mismo Claro garcía supo dónde quedaron sus versos…
Pasó el tiempo y un día salió cantando por las calles de Villahermosa una linda canción llamada “Mis Blancas Mariposas”: letra de César Enríquez y música de ese gran artista que se llama Chilo Cupido.
Esto nos sorprendió… ¿César poeta?…¿Y desde cuando? Porque jamás supimos que César Enríquez escribiera versos…¡ y nada menos que los versos de “Mis Blancas Mariposas” como tituló, cambiando sólo el artículo por un posesivo.
En cambio Claro García sigue haciendo versos…
Si César quiere adjudicarse dicha letra, no está bien porque en la vida es como una golondrina que no hace verano. ¿Cuándo César ha vuelto a escribir versos?… (Si es que alguna vez los escribió) y que nosotros ni conocimos?…es bueno acabar de una vez con esta mentira, poniendo los puntos sobre la “ies”:  que venga algún sobreviviente de aquella romántica “Bohemia Atasteca” a desmentirnos, hoy que ha pasado el tiempo y la verdad se impone bajo el peso de estas dos razones:
¿Dónde está la poesía de César Enríquez antes o después de “su” “Blancas Mariposas”…? Pero Dios es Castísimo. ¿Cuándo ha sido poeta César Enriquez?…En cambio Claro García fue, es y seguira siendo un Poeta…
Fragmento tomado del libro Mis Blancas Mariposas. José Claro García. México, 1995. Publicado por Dr. Jorge A. Cuevas García en

Don José Claro García.

Nació el 12 de agosto de 1892, en Villa de Atasta, Tabasco, México.
El Maestro José Claro García nos legó una valiosa producción literaria, que comprende poesía, cantos escolares, comedias y versos revolucionarios.Fallece en 1952.

.

 

 

 

 

Tabasco

 

 

 

 

Tehua