Montada en caballo. La luna teje un velo sobre tu espalda; tus pechos ondulan siguiendo las olas, el rumor del mar se columpia en tus oídos ¡Soy pez que te sigue!

mujer y mar