Una mujer de clase social alta está profundamente enamorado de un empleado de gobierno de poco nivel. Ella, en la sala de su casa, lo ánima a que hable en su padre, Ella se derrite por ser su esposa

Un privado, lujoso escritorio,al fondo un librero, un frigo bar y una vitrina con luces en el interior.
– Dígme jovencito, se esucha una voz dura
El joven le tiemblan las piernas, siente que se cae y se apoya en el escritorio. El ejecutivo, lo ve, pero no lo invita a sentarse, mientras olfatea una deliciosa copa de coñac .
-Lo escuho! le dice con voz imperativa
Veen… go, sabe… que su hija y yo queremos casarnos.
-Perfecto ¿y cuanto gana usted al mes?
-300 dls
-No puede evitar una carcajada y le habla como si estuviese confiando un secreto
-Con ese dinero no le compra ni el papel higiénico a mi hija, así que déjenme trabajar y -¡no me quite el tiempo!.
El sujeto sale del despacho, baja las escaleras y en la sala, está la novia ansiosa de saber que sucedió. El novio, pasa al lado de ella, suspira y le dice con un dejo de tristeza y enojo: -no creí que fueras tan cagona y se va dando un portazo.

decepción y tristeza