En un documental realizado hace cerca de veinte años, un grupo de estudiantes de cine se propuso recorrer América Latina para preguntar en cada uno de los países que integran la región si conocían la canción Vereda tropical. Sin excepción, todos los encuestados la habían escuchado y hasta podían cantar su primera estrofa:Voy por la vereda tropical, la noche plena de quietud con su perfume de humedad. En la brisa que viene del mar, se oye el rumor de una canción…

Bolero compuesto en 1937 y estrenado en 1938 en la película mexicana Hombres de mar, es, huelga decirlo, mexicano, fruto de la inspiración de Gonzalo Curiel, nacido en México en 1904 y fallecido el 4 de julio de 1958

Refiere su hijo Gonzalo al períodico Excelcior acerca de su padre

Mi papá tocaba el piano y el violín desde muy niño. Era su gran pasión, pero mi abuelo Juan N. Curiel, contador de profesión, no quería tener un hijo ‘artista’, porque para él los músicos se morían de hambre y llevaban una vida demasiado complicada”,

Obedeció a su padre, lo más que se pudo; hasta que dejó la carrera de medicina para dedicarse a la música. Su padre no le perdonaría nunca tal atrevimiento.

Existe un sinnúmero de historias alrededor de esa canción. Incluso Chavela Vargas afirmaba que ella sabía dónde estaba la famosa vereda tropical en la que mi padre se inspiró y que inmortalizaron todos los intérpretes posibles como ella misma, Pedro Infante, Emilio Tuero, Jorge Negrete, Javier Solís, Pedro Vargas, Eydie Gormé y Los Panchos, Fernando de la Mora, Plácido Domingo, Marco Antonio Muñiz y Presuntos Implicados, entre otros.

Arturo Márquez, compositor que ha llevado al danzón a las grandes salas de música de concierto del mundo, ( Sendero blog, lo tiene en sus carpetas) afirma que la música de Curiel es “de una belleza sobrecogedora y Vereda tropical ha sido un tema que los boricuas, cubanos y venezolanos.

traspasó fronteras a partir de que el hermoso bolero apareció en la película Hombres de mar, que dirigió Chano Urueta. El filme contaba con música de Manuel Esperón y con la actuación de Esther Fernández, Domingo Soler y Arturo de Córdova. Refiere su hijo:

Fue un hitazo inmediato de mi padre. Esther Fernández, intérprete principal, no cantaba del todo bien, así que mi papá decidió que la doblara Lupita Palomera. La carrera de Lupita también se fue para arriba.”

En su breve vida y su largo trabajo formó su propia orquesta y compuso obras clásica como es el piano concierto No 1   Otras canciones las tendremos en el blog, posteriormente.

http://www.excelsior.com.mx/expresiones/2014/07/05/969153

gonzalo-curiel