El granjero sale de compras, regresa con un gallo viril. El nuevo inquilino mira a su alrededor, camina hacia el gallo viejo.

– llegó la hora de retirarte.

– Vamos, no me digas que tú vas a poder con todas ¡Mírame a mí? ¡Como me han dejado! ¿Por que no me dejas dos gallinas ?”

– ¡Piérdete viejo. estás acabado!

– Hagamos una cosa jovencito. Vamos a echar una carrera alrededor de la finca. El que gane se queda con el control absoluto del gallinero.

El gallo joven se echa a reír y le dice:

– “Vamos viejo, tú sabes bien que vas a perder. Pero para no ser injusto, te voy a dejar que salgas primero.

El gallo viejo arranca a correr. A los 15 segundos el gallo joven sale corriendo detrás de él. Le dan la vuelta al portal de la casa corriendo y el gallo joven cada vez está mas cerca. Ya está a sólo 5 metros detrás del gallo viejo y cada vez se le acerca más.

La mujer del granjero, grita a su esposo.

– ¡Mira! , el gallo joven anda persiguiendo al gallo viejo.

El granjero enojado saca su pistola y mata al gallo joven, y dice:

– ¡No puede ser!, el tercer gallo maricón que me sale en esta semana”.

gallo.