mujer pinoLa noche oculta.
Tocarse entre las sombras susurrando medias palabras.
Suspiros que caen en los pulsos de un cuello.
Luna cómplice de arroyos que dibuja la solidez de un muslo,
de una cadera o el olor de un beso.
Instantes donde la cotidianidad la reinventamos.