Un coco enloqueció creyéndose luna… y sólo era nido de luciérnagas.

palmera