Ubicado en el centro del país, Tiene muchos atractivos , pero se da el lujo de tener la mejor fería de México.  La Historia.
En una reunión bohemia, compartía Juan S. Garrido, ( Valparaiso.Chile 1902-1994) de nacimiento) platicaba que había ido a una esplendida feria. Se encontraba entre los invitados Antonio Arias Bernal, un destacado caricaturista de Aguascalientes
-Juanito veo que estás maravillado con esa fiesta. Debo decirte que todavía no ves, lo que es una gran feria mexicana, te invito a que vayamos a mi tierra para que conozcas lo que es la Feria de San Marcos. Juan quedó comprometido y fue a la feria, acompañando a Antonio que llevaba personalidades; patrocinado por el gobierno del estado y el de la República. El viaje se hacía por tren y eran recibidos por la crema y nata de la sociedad: autoridades civiles, militares, la reina de la feria y la banda municipal.
La agenda, apretada, actos culturales, juegos florales, conciertos musicales, obras de teatro, y muchos actos de corte popular: la comida se efectuaba en la Huerta Gámez, grandes mesas de manteles blancos, cazuelas con todo tipo de comida, vinos de Aguascalientes en abundancia, alegrado con música, las corridas de toros, las peleas de gallos en el palenque.

Una vez concluido el festejo. Antonio Arias Bernal le dice a Juan:

-Bueno Juanito, ya conociste la feria de mi tierra. Ahora dime qué te pareció.
-Tenías razón Toñito, no conocía lo que era una gran feria, me pareció maravillosa. En Aguascalientes son únicos.
-Bueno Juanito con esto que dices quedas comprometido. En correspondencia a mi tierra le vas a componer una canción.

– ¡Claro que sí Toñito! Me comprometo a componerle una canción a tu tierra”.

Al pasar cierto tiempo, Antonio se comunica con Juan S. Garrido
-Ah, sí, Toñito ya estamos en eso.

Pasado el tiempo Juan S. Garrido refiere que todavía no empezaba. pero de esa fecha en adelante, se hizo más frecuente la pregunta:
-¿Juanito cómo va lo de la canción a mi tierra?” Juan le contestaba:
-Mira Toñito cuando la tenga, te digo para reunirnos y presentársela”.

Un día maestro Garrido llama: “Toñito ya tengo la canción”.lo cita a su departamento donde tenía su piano.
-¡Ah, que bueno, que bien! -Oye Juanito ¿puedo llevar a unos amigos, paisanos míos? A lo cual el maestro Juan le dice:
-Claro que sí, tus amigos son bienvenidos.

Como buen anfitrión ya estaba preparado con vinos y bocadillos, a la hora señalada tocan la puerta. el maestro Garrido abre.
: -Juanito aquí estamos. Ellos son mis paisanos. Garrido se quedó petrificado,. Tenía enfrente a dos gigantes de la música. Se trataba de don Manuel M. Ponce y Alfonso Esparza Oteo.

Garrido no sabía que hacer, a lo cual Toño comprende la situación y empieza a servir las bebidas y a ofrecer los bocadillos.

Juan S. Garrido seguía atónito, pasado cierto tiempo se integra a la charla,  Manuel M. Ponce comenta.
-A ver Juanito, Toño nos dice que compusiste, una canción para nuestra tierra, a eso hemos venido. a escucharla..
Juan S Garrido con voz entrecortada le responde:
-Maestro mi trabajo es muy humilde, es rústico.
-Anda, anda, Juanito, queremos escucharla”. Replicó el maestro Ponce.

Juan S. Garrido nervioso por tener sinodales se sienta al piano, ejecuta la mencionada melodía acompañándola con su voz entrecortada. Terminada la ejecución Manuel M. Ponce, Alfonso Esparza oteo y Antonio Arias Bernal abrazan al compositor, lo felicitan y le agradecen ese regalo musical para Aguascalientes. Alfonso Esparza Oteo dice: –
Mira Juanito me voy a permitir darle una pulidita a tu trabajo. Tomando las partituras que habían quedado en el piano. :

-Maestro para mí es un honor. Están en sus manos.

Añade Esparza Oteo:
-Aprovechando que soy el director artístico de la disquera Peerless, voy a mandar grabarla.

El maestro Manuel M. Ponce
-Mira Juanito nada más hay una cosa que no me gusta de la canción que le compusiste a mi tierra.
Garrido tímidamente y con voz baja le dice:
-Maestro qué fue lo que no le gustó de la canción. Contesta Manuel M. Ponce:
-Lo que no me gustó de la canción es que no lo escribí yo”.

 

Así nació la famosa canción Pelea de gallos( 1935)estandarte musical de Aguascalientes ante el mundo entero.

 

 

http://www.escenataurina.com/2017/04/historia-de-la-cancion-pelea-de-gallos.html

Silencio, señores y éntrenle a la partida
Zacatecas contra Moroleón.
Llámenla corredores…
¡Cien al giro, parejos!
!Silencio, señores!
!Cierren las puertas!

(Cantando)
A la feria de San Marcos
del merito Aguascalientes,
van llegando los valientes
con su gallo copetón;
y lo traen bajo del brazo
al solar de la partida
pa” jugarse hasta la vida
con la fe en un espolón.

¡Linda la pelea de gallos
con su público bravero,
con sus chorros de dinero
y los gritos del gritón.

Retozándonos el gusto
no se sienten ni las horas,
con tequila y cantadoras
que son puro corazón!

¡Ay, fiesta bonita!,
hasta el alma grita
con todas sus fuerzas:
¡Viva Aguascalientes…
que su feria es un primor!

(Hablando)

¡Ya la chica se hizo grande
y a ver quién quiere tronchado!
Fuera gallos y postores
¡Hay pelea!

¡Silencio, señores!
¡Cierren las puertas!

(Cantando)
Ya comienza la pelea
las apuestas ya casadas,
las navajas amarradas
centellando bajo el sol.

Cuando sueltan a los gallos
temblorosos de coraje,
no hay ninguno que se raje
¡para darse un agarrón!

Con las plumas relucientes
y tirando picotazos,
quieren hacerse pedazos,
pues traen ganas de pelear
y en el choque cae giro
sobre el suelo, ensangrentado.

¡Ha ganado el colorado,
que se pone ya a cantar!

¡Ay, fiesta bonita!,
hasta el alma grita,
con todas sus fuerzas:

¡Viva Aguascalientes…
que su feria es un primor!

juanS.garrido