Fuego

El hombre de fuego, de José Clemente Orozco, adorna la cúpula del Hospicio Cabañas, en Guadalajara, Jalisco; y representa al mundo prehispánico y sus rituales primitivos. La admiración que provoca basa en la conexión entre ese arte que sigue siendo un llamado vital con el espectador reflejado y sacudido por la obra. ¿Qué nos sucederá […]

a través de Fuego — La piel de las cosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s