Sueñan los sapos bajo tierra con la lluvia.
El río  es un dinosaurio herido  que avanza dando coletazos,
el cielo es una copa azulada con sol calvo, sin sombrero.
Sobre las piedras las lagartijas bostezan. No hay nubes. Van y vienen remolinos de sol; un maíz cabizbajo.
Solo el sopor se atreve a salir.

van-gogh-campos-de-trigo-y-amapolas

Van Gohg