El sujeto llega a la farmacia y le pregunta al dependiente si tiene preservativos.
—Si, ¿ paquete de cinco o de diez?
—¿Tendrá cajas de a cien?
El farmacéutico un hombre de mediana edad, apuesto,  se le queda mirando cómo no creyendo y le dice con tono burlón:
—¿ A poco es muy…  muy sácale punta?
—¡No! para nada y haciéndole señas para que se acercará le dice en voz baja
Es que cuando voy a hacer el amor mi esposa me dice: “ponte todos mi amor, para que  yo pueda sentir algo”.

maría felix