La tarde se hizo vieja. A hilachos caen las penumbras, Ella,  con sus valijas.
¿A donde vas con esas maletas?
Me voy, es imposible vivir.
Bien sabes que todo el dia trabajo para darte tus comodidades.
llamas comodidades a barrer, trapear, lavar, planchar.hacer la comida y todavía aguantar tus celos. Eso es trabajar peor que burro.
No te vayas amor, bien sabes que eres la flor de mi vida.
Esos halagos ya está muy trillados, simplemente me iré.
Te prometo que todo va a cambiar.
Promesas son palabras, lo has dicho miles de veces.
Ya te dije que me voy.
Él se le acerca, le acaricia la oreja, el cuello, va a besarla, pero ella lo esquiva.
No, No lo hagas, estaré contigo. las noches. serán delicia,  lameré tu pancita y te llevaré al cielo.
Simplemente estoy harta de ti, me voy y me voy.
—Tomó el viejo veliz,  salió golpeando a la puerta.
De entre la penumbra sale una señora, con bata.
Se fue, dejó de quererte.
Si esposa mía dejó de amarme. Tu bien sabes, que hice lo imposible para que no se fuese, ¡ah qué difícil encontrar servidumbre en estos tiempos!

sillas-con-maletas-pintadas