Christmas_decorations_on_Oxford_Street,_London
Seria, recatada se hospeda en Hotel  5* en viaje de trabajo. Al sentirse sola. con sensación de libertad, decidió llamar a una “Empresas de Acompañantes”, que reparten propaganda a la salida de los aeropuertos.

 

Si bien los servicios están pensados para hombres,  encontró uno que ofrecía el servicio masculino. Después de analizar la fotografía, se decidió a llamar. Con el folleto, sus manos temblaban ,sudaban por la expectativa. Levantó el teléfono y marcó el número.

EL: -¡Hola!, contestó un hombre con voz sensual

ELLA: – Hablo del Hotel Libertador, habitación 421.

EL: – Si. 

ELLA: – Leí el folleto y veo que sabes de Masajes. la verdad es que necesito que vengas a mi habitación  deseo masajes relajantes, casi mimos…No, espera, para que me hago… en realidad lo que quiero es ¡sexo!  sueño con tener una larga sesión; hacerlo en la cama, en el suelo, en el balcón, en el pasillo, en la ducha. Quiero exhibirme,, que vean todos lo llevo dentro , estoy harta de ser reprimida. Pero ¡yaaaa! Estoy hablando en serio, deseo que dure toda la noche y estoy dispuesta a participar en variadas y atípicas cosas… si algo tiene un nombre que puedas pronunciar ¡yo quiero hacerlo!  Trae toda clase de accesorios, juguetes para que te asegures que me mantendré despierta. Quiero que me inmovilices y que me llenes el cuerpo con lo que quieras. ¿qué te parece?. .

-La verdad suena fantástico señora Rodríguez. Pero, si desea hacer llamadas fuera del hotel, haga el favor de marcar el número nueve.
.