borrachas

Dos amigas, cuyos maridos eran un ejemplo de tolerancia,  libertad y con el permiso de sus cónyuges, salieron una  noche a la discoteca de moda.Cuando regresaban en la madrugada, hasta la madre de borrachas, les dieron los deseos de ir al baño, lo más a modo era un cementerio.
Decidieron con urgencia bajarse y hacer sus necesidades. La primera no encontró con que asearse, así que se limpió con  su ropa interior y la tiró.La segunda tampoco encontró, así que agarró la cinta de una corona de flores y se limpió con ella. A la mañana siguiente los maridos encabronados solicitan el  divorcio, y se llaman entre ellos para contarse sus penas. ¡Oye!, parece que nuestras mujeres se la pasaron a toda madre,  anoche, la mía llegó borracha  y sin calzones. el otro contesta, “tienes suerte, no sé de qué te quejas.  Por lo menos la tuya llegó peda y sin calzones, pero la mía  llegó borracha y con un listón en las nalgas que decía: “Nunca te olvidaremos, con cariño tus amigos”.