Va Samuel, al Banco Israelita.
— Buenos días señor Samuel, lo saluda el cajero.
— Buenos días. Vengo a sacar un crédito por un dólar.
  —¿Un dólar?  Señor Samuel, ¿le retiro el dinero de cualquiera de sus cuentas?
 — Si no me dan el crédito, retiro mi inversión, y el efectvo.
 — Don Samuel, no es para tanto, si usted quiere el crédito se lo damos.
 – ¿Cuánto es interés?
 – 3% Mensual.
 – Esta bien, pero quiero dejar en garantía de pago mi BMW.
 – No Don Samuel, no es necesario con sus cuentas es más que suficiente.
 – Si no dejo mi auto de garantía, retiro mi  inversión, retiro todo.
 – Esta bien Samuel, puede dejar su BMW en garantía en el estacionamiento del Banco hasta dentro de 30 días.
 – ¡Perfecto!
 Vuelve Samuel a su casa y le dice a su esposa:
—Ruth, Ruth, ya podemos tener vacaciones tranquilas, conseguí estacionamiento por $ 3,80 el mes completo.
retrato