“En verdad, en verdad os digo que serán bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos. Que serán bienaventurados los que tengan hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados. Bienaventurados los misericordiosos porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los perseguidos a causa de la justicia porque de ellos es el Reino de los Cielos…”

Entonces se le interrumpió para decirle:
¿Tenemos que aprenderlo de memoria?
Y Andrés dijo:-¿Tenemos que escribirlo?
Y Santiago dijo:-¿Nos va a tomar prueba de esto?
Y Felipe dijo: -¡No tengo papiro!
Y Bartolomé dijo: -¿Tenemos que hacer una monografía?
Y Juan dijo:-¿Puedo ir al baño?
Y Judas dijo: -¿Y esto para qué sirve?
Entonces uno de los tantos fariseos presentes, que nunca había enseñado, pidió ver la planificación de Jesús, y ante el asombro del Maestro, le inquirió en estos términos:
-¿Cuál es el nombre del proyecto áulico?
-¿Cuáles son las expectativas de logro?
-¿Tiendes al abordaje del área en forma globalizada?
-¿Has seleccionado y jerarquizado los contenidos?
-¿Cuáles son las estrategias?
-¿Responden a las necesidades del grupo para asegurar la significatividad del proceso de Enseñanza – Aprendizaje?
-¿Has proporcionado espacios de encuentros a fin de coordinar acciones transversales?
-¿Cuáles son los contenidos conceptuales? ¿Cuáles los procedimentales?
-¿Cuáles los actitudinales?
Caifas, el mayor de los fariseos, le dijo:
-Después de la instancia compensatoria de marzo, me reservo el derecho a promover directamente a tus discípulos para que al rey Herodes Antipas no le fallen las encuestas.

sermon