Si hubiera vientos y montañas en formación, este puente sería un ave dispuesta al vuelo. Sus rodillas tocan la tierra de los mares y sus ojos siempre despiertan al sol. Es un puente de niños, que juega con la voz alta y le grita al mar. Veo tus deseos de revuelo, cuando pasan por tus muros los peces en procesión.

mujer caminando