mujermarSoñé con el mar y con una mujer que corría en contra de la brisa. El viento revolvía los rizos castaños mientras su blusa se esponjaba, comiéndose a bocanadas el aire. La falda era un par de alas y veía su cuerpo de garza en vuelo.  Me llevo lejos; cuando mis manos respiraban su pelo de cobre, se perdió en el murmullo celoso de las olas.