humano

He prometido no preguntar

si ella me habrá recordado.

Hoy cumpliríamos dos años.

Por la mañana,

al disolver el azúcar con la cuchara,

estúpidamente la llamo,

sabiendo que nunca más escuchará.