2539225478_af147b42be_m1

Imaginarme en tu noche.

Escuchar la lluvia

golpeando las ventanas.

La sombra de tu perfil

recostada en los ríos de mi piel.

Acaricio tu cabellera,

hago caminos imaginarios

para llegar a tu pensamiento.

Afuera el viento tuerce

los brazos de la magnolia,

por el silbido de la corriente.

Tu cuerpo se pega al mío;

hemos quedado

corazón a corazón.

Mañana será un día especial.