mujer-joven-mirando-hacia-fuera-al-mar-6078515Breve el placer, el amor, el tiempo;
larga la muerte.
Todo se abrevia: te duermes y no eres.
Las palabras son palomas,
hojas que caen,
flores que abren,
estrellas que muertas nos alumbran.
nuestra dimensión, 
se oscurece en el sueño,
o en la infinita soledad.
El deseo nos hace perseguir la vida, 
ser aire y gaviota. 
Se nos abrevian los sentidos, 
se oscurecen, 
pozos sin luz, 
¡Somos briznas en el tiempo!
¿Dónde los dictadores temidos?, 
¿dónde los convertidos en oro…? 
¡Nada! Sólo un río de olvido.