Defensor del amor como complemento,  se casó con una mujer opuesta en todo a él. La vida dejó de ser una fiesta cuando sus hijas pasaron a formar parte de las filas maternas. Ahora, pena por la casa como fantasma.