Las ideas son pájaros que se van.Los deseos
son construcciones de sueño. Ser sólido
en la medida que germinen mis semillas.

¿Pero qué ejercicio me darán
si  tiempo después miro los  árboles  como reumáticas osamentas,
dónde no abreva un clarín,
y el camino es un eden de ortigas?

Cubriré mi cara
 buscaré un hueco en el peñón
para soñar que pude;
al fin que la vida es un mosaico de buenos propósitos.