Alzheimer de Rubén García García

Sendero

Esa noche terminó de leer el libro de la vida, en el último párrafo las palabras jugaron como niños a las escondidas. Las luces se fugaron por la ventana y sobrevino el silencio. Los ojos veían sin ver, y el alma dejó de tener sentido.

LA TEORÍA ASOCIATIVA DE LA INTERFERENCIA: ESTUDIANDO EL OLVIDO – Psicología  en Oaxaca

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s