La fogata de Rubén García García

Sendero

En la cima hice una pila de los poemas. Allí corría el agua, el rubí sobre la espuma, el collar de semillas, la noche y su murmurar. Los besos de juventud se elevaron antes de que el fuego Los dispersara. Ardió y en unos minutos mi vida se hizo humo. Bajé con un siglo de edad, pero dispuesto a sonreír por la llegada de las garzas.

La Montaña Arcoíris de Perú: una ruta hacia 7 increíbles colores que puede  llevar a engaño

1 comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s