Nota de cata

de
Carmen de la Rosa


La enóloga chocó su copa de brandy Gran Reserva con la de su
prometido, se la llevó a los labios y bebió un trago corto de aquel
líquido caoba oscuro. A petición de los invitados a su ceremonia
de pedida, besó después a su novio en la boca. Cerró los ojos y se
concentró en su paladar, en el que se mezcló un suave toque a
ciruelas y pasas del brandy, con la dulzura de la boca del hombre
al que amaba. Al final del beso, una vez que se hubo extinguido
el regusto a taninos del brandy en sus papilas gustativas,
reconoció, oculto en el fondo de la boca de aquel que le había
prometido amor eterno, el inequívoco sabor de otra saliva
femenina

Guía básica para catar un vino en 3 pasos | Vivanco
Del Microdecamerón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s