De julie Sopetrán

La familia de Asclepio entra en la casa
Epione calma el dolor
Higea y Panacea preparan hierbas medicinales
que alivian la soledad, el destierro, el achaque…
Telesforo nos retiene convalecientes
El dios de la medicina nos cuida
desde un mundo invisible
donde no existe el pánico
Pero me siento triste porque  los médicos, las enfermeras,
los policías, los ancianos, se contagian,
y nos morimos sin deidad que nos salve.

Publicado por Rubén Garcia García - Sendero

Médico recién jubilado.Nací en Álamo, Veracruz, en 1946, vivo en la ciudad de Poza Rica,. Egresado de la UNAM. Trabajé en la facultad de medicina de la Universidad Veracruzana. Las historias: He sido antologado en Cien fictiminimos,( Edit.Ficticia) Alebrije de la palabra, (Universidad Autónoma de Puebla) Minibichiario, (edit. Ficticia) Lectura de locos,( edit. GH) Cuentos pequeños grandes lectores. 2015 Eros y afrodita Edit. Ficticia 2017 O dispara usted o disparo yo Textos en libros de primaria de la editorial Sm de Puerto Rico y en revistas tanto de papel como electrónicas.

4 comentarios sobre “De julie Sopetrán

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: