Tarde de lluvia,
de recuerdos añejos;
que me perturban.
Me perturba el café,
y el río de tu espalda.

mujer de pablo zelaya